domingo, 23 de junio de 2013

DE VUELTA A MARTE

Por fin hemos localizado la última pieza de la nave de nuestro amigo el Marciano Mariano. ¿Sabéis donde estaba? Justo en su planeta. Así que hacía allí nos dirigimos para conocer algo más del Planeta Rojo y recuperar la pieza. Allí encontramos también un marciareloj, que les sirve para calcular las horas marcianas, aunque como los movimientos de rotación de marte no se corresponden con los de la tierra sus horas también son distintas a las nuestras. Pero nos regalaron una versión adaptada a la tierra y ahora que estamos aprendiendo como funciona un reloj nos viene fenomenal.
Mientras trabajábamos en crear nuestros relojes oímos un ruido en la pizarra digital y cuando fuimos a investigar resultó que era nuestro amigo Mariano que venía a despedirse. Regresaba a Marte con su padre y su madre después de que recuperásemos las piezas de su nave. Nos dio las gracias por todo y nos dijo que nos echaría mucho de menos, pero que mirásemos al cielo todas las noches, porque una de esas estrellas que vemos, en realidad es el planeta Marte y desde allí él nos estaría mirando también a nosotros.
Hemos aprendido tanto sobre el espacio gracias a él que le vamos a echar mucho de menos, aunque como nos ha gustado tanto seguro que seguiremos descubriendo nuevas cosas por nuestra cuenta.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario