viernes, 8 de febrero de 2013

VIDRIERAS DE COLORES

¡Por fin ha llegado la quinta y última prueba! Estamos tan nerviosos y nerviosas que llevamos días viendo supuestas pistas de la princesa en cualquier lado. Pero ésta era la auténtica y debíamos enfrentarnos a ella para conseguir descubrir al secuestrador de la princesa.
El mago Melquiades nos ha explicado que las catedrales e iglesias de la Edad Media solían estar decoradas con enormes vidrieras, cristales de colores que cubrían las ventanas y que representaban alguna imagen de la época.


 
Esta vez ha visto en su bola de cristal que desde el lugar donde está encerrada la princesa Pimpiresa se puede observar una iglesia o catedral a la que le faltan todas la vidrieras. Alguien las ha destruido, y solo se han conseguido salvar dos de ellas. Nos ha dejado una en cada clase para que supiésemos como eran. La prueba de esta semana era, pues, construir todas las vidrieras que le faltaban a la iglesia o catedral misteriosa. Si conseguíamos superarla ¡POR FIN SABRÍAMOS QUIEN ERA EL MALVADO SECUESTRADOR! Así que rápidamente nos hemos puesto a la tarea, queríamos saberlo cuanto antes.
 






 
Hemos puesto tanto empeño y tanta emoción que nos han quedado unas vidrieras preciosas.  Y al volver del recreo, como hemos conseguido superar la prueba con éxito, nos hemos encontrado la última pista para completar nuestro puzzle. ¡YA SABEMOS QUIEN ES EL SECUESTRADOR! Había que informar rápidamente al Mago Melquiades, así que utilizando algo de magia le hemos hecho llegar nuestros pensamientos, y Melquiades nos ha prometido a través de una carta, que va a observar los movimientos del secuestrador y en cuanto vea en su bola de cristal a donde se dirige nos informará para que podamos ir todos juntos a rescatar por fin a la princesa Pimpiresa.

El secuestrador es: ¡EL CABALLERO NEGRO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario